miércoles, 25 de diciembre de 2013

PAQUI MAQUEDA EN CANAL SUR SOBRE LA QUERELLA ARGENTINA

Paqui después de la comparecencia ante la juez argentina María Servini de Cubría es entrevistada en Canal Sur para exponer el motivo de su viaje y su lucha personal y memorialista. Ella es biznieta de fusilado, sus tíos también desaparecieron y un hermano suyo fue robado a su madre. 
En representación de ella misma y de la Asociación ha viajado a Argentina. 

77 AÑOS EN UNA FOSA COMÚN

SIN RESPUESTA DEL AYUNTAMIENTO DE HINOJOS


Pasa otro año sin que podamos exhumar la fosa del cementerio de Hinojos (Huelva) donde está mi abuelo Isidro Fernández Cordero con un número indeterminados de almonteños y con una almonteña: Frasquita la "Charamusca".
Después de múltiples gestiones y escritos, e incluso de algunos compromisos por parte del Pleno del Ayuntamiento de Hinojos por unanimidad, no se ha tomado ninguna decisión para dignificar los enterramientos de esta fosa. Para ello, después de dirigirme al ayuntamiento en cuatro ocasiones, con diferentes alcaldes (PSOE-Antonio Gil; IU- Manuel Naranjo y PSOE-Miguel Ángel Curiel), no hemos recibido ninguna respuesta satisfactoria. Lo máximo, que iban a incoar un expediente para estudiar los hechos y tomar algunas medidas. NO sabemos nada de ese expediente.
Lo que sí sabemos, es que van a edificar nichos en el supuesto lugar donde está la fosa común. Ante esto me he dirigido al ayuntamiento para que nos permita hacer catas y delimitación de la posible fosa, para comprobar si la fosa se encuentra donde los informantes claves del pueblo nos dijeron.
En Hinojos no pasó nada, dicen algunos del pueblo. Hombre, si pasó, en las tapias de su cementerio asesinaron a más de 10 almonteños y a una almonteña. No nos consta que haya de otras localidades, aunque es posible que si de Bollullos.
¿Por qué el Ayuntamiento de Hinojos no quiere ni oir hablar de estos hechos? ¿Por qué su alcalde no nos permite investigar y delimitar la fosa? ¿Por qué no contestan a ninguno de nuestros escritos?
En fin, seguiremos en la lucha.... 


El caso Rocio y Rocío

Documental de José Luis Tirado


Película Rocío de Fernando Ruiz Vergara.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

CAZALLA DE LA SIERRA: AHORA EMPIEZA LA JUSTICIA?

ENTIERRO DE LAS 109 VICTIMAS DEL FRANQUISMO EN CAZALLA DE LA SIERRA.


                                            Dedicado a los asesinados y desaparecidos del franquismo. Recuerdo a las víctimas y a sus familiares (RLF)


         Buenos días, hoy sobran las palabras. En un acto emotivo, profundo y sentido, queremos dar sepultura a estas 27 mujeres y 82 hombres, de la Sierra Norte de Sevilla, que pagaron con lo más preciado que tenían, sus vidas;  defender los valores de la libertad, la República y la Democracia.

         Quiero agradecer a los familiares y al movimiento social de memoria, el empuje y el trabajo realizado para llegar a este momento. Además, de a la Junta de Andalucía, que ha sabido mantener la llama de la Memoria y ya en el 2003, se lanza a este trabajo. En la actualidad, la Dirección General de Memoria Democrática esta intentando potenciar los trabajos de la Recuperación de la Memoria y desarrollando una Ley Andaluza, esperemos que todo este trabajo llegue a buen puerto.

         Otro elemento fundamental en este trabajo ha sido la empresa Ar’4, que a través de Elena, Juanma y Carmen, realizaron un trabajo exquisito de recuperación de los restos, con mimo y cariño, sobreponiéndose  al dolor que la enorme fosa desprendía.

         Esta claro que esta gran labor no se podría haber realizado, sin el apoyo del Ministerio de Presidencia, entre los años 2007 y 2010, y la inestimable ayuda del ayuntamiento de Cazalla de la Sierra, con su alcalde Carmelo Conde y a su equipo de Gobierno, que nos han ayudado en todo, nos facilitaron el trabajo y dieron todo el apoyo logístico que pudieron. Además, he visto y he sentido en estos años, las lágrimas del alcalde que me consta que ha hecho suya esta gran labor de dignificación.

         Gracias a todos en nombres de la Asociación y en nombre de la víctimas del franquismo que representamos.

         Importantes sectores de este país, han impedido, después de más de 30 años de Democracia, que abramos las fosas. ¿Por qué la derecha no quiere que se abran las fosas? Porque en ellas se ve y se siente la gran barbarie de lo que hicieron sus antepasados; porque los restos hablan; porque los esqueletos mutilados por la crueldad y perforados por las balas, dejan en evidencia el  horror de los asesinatos; porque en el informe de más de 1.000 páginas quedan clara e individualmente mostrados los desgarros y el espanto de tanta tragedia; porque en definitiva, es poner en evidencia los hechos que los culpan directamente y demuestran el genocidio cometido.

        
         Como decía Reyes Mate: “Cuando se exhuma los restos de los asesinados, no solo es para darles digna sepultura, sino que se nos pone delante una brutalidad pasada que compromete a los herederos de los vencedores y de los vencidos. Este es el papel de la memoria, que no salda la deuda, solo la hace presente. La memoria no se arruga ante términos como prescripción o amnistía pues tiene la mirada puesta en la victima, y si hubo una injusticia pasada y no ha sido saldada, la memoria proclama la vigencia de esa injusticia”.

         Ellos han estado tranquilos en el Olvido y la Desmemoria. Han intentado volver a sembrar el miedo como en el franquismo; recordar la crueldad de nuestra desdicha sin respeto a los nuestros; han puesto a sus medios de comunicación en contra de la Recuperación de la Memoria; han pretendido ridiculizar el trabajo realizado y el dolor por los nuestros, han argumentado la crisis para que la opinión pública se posicione en contra; han intentado dar una imagen de “intereses económicos” en nuestro trabajo; pero nosotros  tenemos la razón de la Historia, tenemos la obligación moral, social y política de desenterrar las fosas e identificar sus restos, y además, nos obliga nuestra propia razón y la búsqueda de la Justicia que lleva implícita nuestra lucha.

         Los vencidos, con la ayuda de la izquierda de este país, tenemos que trabajar para abrir las fosas, identificar los restos y dignificar el enterramiento. Pero con esto no basta, además queremos Justicia, y queremos Justicia, porque nos acompaña la razón, la ONU acaba de dárnosla en su informe último, auque tengamos que irnos a Argentina para pedirla.

         En estos momentos, un grupo de españoles y nuestra vicepresidenta están en Argentina pidiendo lo que los tribunales españoles no han querido darnos: JUSTICIA. Sabemos que el genocidio que se cometió con miles de personas no puede quedar impune, esos crímenes no prescriben,  por lo que tenemos que exigir a los Gobiernos y a la sociedad: VERDAD, JUSTICIA Y  REPARACIÓN    

         Para acabar quería leeros unas estrofas del poema que escribí a Manuel García Falcón en 2004, cuando por primera vez vinimos al ayuntamiento a pedir que se abriera la fosa.













Los cipreses

(...)
Murieron los cuatrocientos,
Manuel llorando los cuenta
destrozado.

Su abuelo, allí lo esperaba,
la luz blanca de la noche le
conmueve.

Con el dolor en los ojos,
Manuel a Manuel lo siente:
Él le transmite la vida.
Él le relata su muerte.


Se encontraron en Cazalla,
al lado de los cipreses.
En la avenida de sangre
inundados por la muerte.

En su locura se buscan,
en sus deseos se quieren.

Volvamos de nuevo a casa,
tú te quedas para siempre
con la luz de la verdad,
iluminando tu inerte.

Maldita fosa la nuestra,
que nos impedía verte.
Manuel, ¿tu abuela me espera?
Si, ella te esperará siempre.

Aunque la verdad se impone
y descubra el corazón,
te acaricié con mis manos
para mí fue suficiente.

Preñado de tu presencia,
te sentiré eternamente.


                                               Muchas gracias a todas y todos.
                                               Rafael López Fernández
                                               Cazalla de la Sierra, 6 diciembre 2013

                                              


martes, 17 de diciembre de 2013

LA RESISTENCIA EN SEVILLA. UN INTENTO DE DERROCAR A QUEIPO. PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE CONCHA MORON

En principio, y en nombre de AMHYJA, agradecer a la Fundación de la Obra Social Cajasol, que nos haya prestado este lugar tan simbólico para la Memoria para la presentación de este libro, que refleja un trozo de la historia trágica de Sevilla. Éste es, sin lugar a duda para nosotros, un Lugar de Memoria. Si algunos no lo sabéis, que creo que no, este edificio fue la sede de la Audiencia Territorial de Sevilla en los años del Golpe Militar y la Guerra Civil.

De este edificio salieron para el paredón de fusilamiento miles de inocentes, juzgados por tribunales militares ilegales, que colaboraron activamente con el franquismo y sin escrúpulos miles de personas fueron asesinadas. De aquí salieron los mineros de la Columna Minera, salieron las diez personas a las que recuperamos sus nombres y tantos otros.

Como dice Luis Ocaña, aquí se articuló el aparato represor de los golpistas, que con falsos juicios, colaboraban con la represión. El Derecho es un instrumento clave para el control social. Derecho y represión pueden estar más cercanos que nunca. En este libro queda clara esta relación.

Además, agradecer a la Editorial Aconcagua, que acaba de ser premiada por el fomento de la investigación local en la provincia de Sevilla, premio otorgado por la Asociación de Historiadores y Cronistas Locales de la provincia de Sevilla. Pero además ha apostado siempre por este tipo de publicaciones de Memoria, que si bien, son minoritarias, hace una labor fundamental en la difusión e investigación de nuestra causa.

También agradecer a la Dirección General de Memoria Democrática, a Luis Naranjo, que ha querido estar con nosotros en esta presentación. Es importante que entre todos tengamos que hacer de recuperación de memoria: tanto en la nueva Ley Andaluza de Memoria, como en la exhumación de las fosas de Andalucía, más de 600, aún hoy no se han exhumado más de 30.

En relación a este libro, hay que decir, que fue el Comisariado de la Memoria anterior, quien apoyó este proyecto, presentado en una subvención en el año 2010. La apuesta por la investigación y la difusión ha sido importante en la recuperación de la memoria.

Vamos a dar la palabra a Ángel y posteriormente a Luis.

 

Miguel Toscano Hierro,
Ángel Copado Matarán,
Rafael Herrera Mata,
Manuel León Álvarez Fernández,
Benigno García Paz,
Manuel Elena Valverde,
José Paz Márquez y
José Hernández Marín


Seguramente, la última vez que se oyeron sus nombres en esta sala, o en otra parecida, de este edificio, fue por parte del juez militar, que leyó la sentencia de pena de muerte y dio pie a su fusilamiento. Hoy a estos hombres y sus nombres, setenta y siete años después, deberíamos ser capaces de decirles, que al final ganaron, que el triunfo fue de ellos, aunque regado con generosa sangre inocente. Hoy es un buen día para darles voz y ponerles rostro a ellos y recordar a los miles de cadáveres que llenan la fosa del cementerio de Sevilla, como dice José María García Márquez.

Nosotros esperamos que en algún momento se abra la fosa de Sevilla, creemos que este trabajo debe ser abordado por la Junta con el Ayuntamiento y la colaboración del movimiento memorialista. No podemos estar tranquilo, hasta que todas las fosas comunes de Andalucía, se vayan abriendo y dignificando el enterramiento. El país no puede seguir siendo un cementerio clandestino. Sabemos que abrir la Fosa de Sevilla es complejo, pero al igual que fue la de Málaga, Cazalla, Pueblo, Zalamea o Encinasola. Cada fosa encierra gran parte de nuestra memoria y nuestro dolor y tenemos que hacer que la Justicia se cumpla y para eso necesitamos al Estado.

Este libro de Concha Morón, es un trabajo de recuperación de Memoria, ya que seguramente este libro se empezó a escribir cuando apareció la Causa 1470/37 y Concha fue asimilando lentamente y con dolor, cada una de las historias y en particular, la de su tío Pepe. Sé que le ha costado más de cinco años poder digerir y asumir cada folio de esta Causa, sobre todo, cuando comprobaba que la causa encerraba la poca historia que su madre le confió.

O quizás ya lo escribiera cuando decidió unirse a la AMHyJA, en el año 2003, cuando ni a soñar, todos los avances que hemos logrado en la recuperación de la Memoria. Ella fue, y sigue siendo un pilar importante en el trabajo de la Asociación.

O más atrás, cuando murió su madre y ella cogió el testigo. Empezó a tomar conciencia de su pasado familiar, se enfrentó a sus recuerdos, a la figura de su padre, a la de su abuelo y a la de su tío Pepe. Su madre no le hizo prometer nada, porque jamás pensó que fuera posible llegar hasta aquí, ni encontrar los documentos que probaran la tragedia de su familia, de su hermano. Aunque ella contó a su hija, con dolor, todo su sufrimiento por la muerte de su hermano.

Aunque puede que se gestara cuando Concha soñaba, desde su juventud, desde que conoció la historia del asesinato de su tío Pepe, con encontrar algún documento que reflejara el por qué de su muerte, el por qué de su asesinato en las tapias del cementerio. Nunca pensó que encontraría el legajo de la Causa completo.

Seguramente, cuando se hacía un intenso silencio, cuando siendo pequeña, preguntaba por qué estaba cortada la foto de novio de su tío Pepe y faltaba la parte de su mujer. Y de qué había muerto siendo tan joven.

Pero de lo que estamos seguro, es que todo empezó a escribirse mucho más atrás, el 29 de enero de 1938, cuando son ejecutados en las tapias del cementerio de Sevilla Miguel, Ángel, Rafael, Manuel, Benigno, Manuel Elena, José Paz y José Hernández.

Este libro encierra un exhaustivo trabajo de investigación, digitalización y documentación realizado por JMGM; y un gran trabajo de Recuperación de Memoria realizado por Concha Morón. A partir de este trabajo, se han encontrado gran parte de las familias de los fusilados, han intercambiado información, dolor, lágrimas y sentimientos; y además han puesto en común su deseo e interés por la Memoria. Se han reunido y han sacado del olvido a los suyos.

 La Memoria ha ido extrayendo a cada uno de los fusilados del olvido, las familias han hecho un esfuerzo común de recuerdo y puesta en común de sus recuerdos. Aunque este trabajo es muy importante, y cierra un hito de la memoria, no es aún un trabajo completo de recuperación de memoria, ya que hasta que no se exhume la fosa de Sevilla, se identifiquen sus restos y se dignifiquen sus enterramientos, para cerrar el círculo del Recuerdo. Cada día todo esto es más posible. A esto, tenemos que aspirar como Movimiento de Memoria.

Para acabar voy a leeros un trozo de un poema de Luisa Portales, viuda de Rafael Herrera Mata.

REMEMBRANZA
Muerte, que te llamas muerte.
Muerte, muerte carcelera.
La Luna te está esperando
con su corte en la escalera.

Ponte roja de luceros
y anima tu faz escueta,
que hoy te llevan bien nutrida,
y galas de días de fiesta.

En la cárcel de Sevilla
diez hombres la muerte esperan,
diez claveles reventones
de juventud y de ideas.

Por ellos un hombre justo
Se atrevió a pedir clemencia,
y contestó el que dictara
aquella infame sentencia:

“¡Que la descarga conmigo
la escuche Sevilla entera!”

Y aquel manojo, valiente,
paladines de nobleza,
cayeron en la estacada,
como millares cayeran.

A padres, hijos, hermanos
y sufridas compañeras
lágrimas y represalias
les dejaron por herencia.

Sus edades, comprendidas
en el tiempo de la siembra,
veintiocho, treinta y tantos…
y un viejito de sesenta.

Han pasado tantos años
Que la memoria flaquea.

¡Valientes, seguid luchando
como los nuestros lo hicieran:
sin crímenes, noblemente,
con la cara descubierta
y evitando a vuestros hijos
los horrores de otra guerra!

Luisa Portales Casamar.


Gracias, y pasamos a escuchar a la autora del libro, Concha Morón Hernández, una mujer marcada por la tragedia de su familia, que estoy seguro sabrá transmitir a su hija Ana y a su nieta, y a todos nosotros, el trabajo que ha hecho.
19 de noviembre de 2013.
Rafael López Fernández



sábado, 15 de junio de 2013

LA ASOCIACIÓN ANDALUZA DE MEMORIA HISTÓRICA CUMPLE DIEZ AÑOS Y RATIFICA SU JUNTA DIRECTIVA.



La AMHyJA ha celebrado asamblea general para renovar los cargos de su Junta Directiva  coincidiendo con el décimo aniversario de su constitución. El Presidente, Rafael López Fernández, ha sido reelegido por unanimidad junto con la vicepresidenta, Paqui Maqueda, y la secretaria, Concha Morón. Rafael López ha manifestado durante  su intervención, que ante las denuncias a los jueces por el hallazgo de cadáveres en las fosas comunes, y el silencio prolongado como respuesta, “hay una intencionalidad en la utilización de los tiempos por parte de la justicia, al tratarse de exhumar los restos de las víctimas del franquismo”.
  Se ha presentado un balance de estos diez años transcurridos desde que un grupo de personas, en su mayoría familiares directos de víctimas del franquismo, se unió para crear una asociación que luchara por recuperar la memoria de las más de cincuenta mil víctimas andaluzas del golpe militar y la guerra civil, cuya represión se prolongó durante los largos años de la dictadura franquista.
 Destacan entre estos trabajos la elaboración del mapa de fosas en Andalucía occidental, y del censo de víctimas de la provincia de Sevilla (coordinado por el investigador José María García Márquez recientemente publicado), la creación de la página web Todos los nombres (junto con el grupo de Memoria de CGT)  y las exhumaciones de Puebla de Cazalla y Cazalla de la Sierra, donde han sido exhumados 59 y 109 cuerpos de personas asesinadas durante la represión que siguió al golpe militar de julio de 1936, También han celebrado jornadas anuales de difusión y diversas publicaciones referidas a la represión franquista en distintas localidades de Cádiz, Sevilla y Huelva.
 Además de los cargos enunciados, se incorpora a la Junta Directiva Concha Sanmartín, como tesorera y los vocales: Jesús Garrido, Antonio Manuelo Mateos, Rosa Baras, Lola Garzón, Mª Luisa López, Ruth Engelhardt, Isabel Carmona, Santiago Fernández Ferrete y Francisco Villena.
Han asistido a la asamblea miembros de otras asociaciones y de la Plataforma Cívica por la República, así como el historiador José Luís Gutiérrez y una catedrática de Literatura de la Universidad de Virginia que investiga los crímenes de la dictadura en España.
Rafael López Fernández

Tfno. 647 35 65 71.

martes, 5 de marzo de 2013

ADIOS A LEOPOLDO

LEOPOLDO IGLESIAS MACARRO
 Venimos de enterrar a Leopoldo Iglesias, en una sepultura en el suelo, sin  ninguna cruz, ni en la caja que contenía los restos de nuestro compañero, ni en el frontal del nicho, con la misma valentía que tuvo en su vida. El único símbolo que ha presidido su entierro ha sido una bandera republicana que portaba otro compañero. Impresionaba la sobriedad de la sepultura que estaba rodeada de cruces, de cruces católicas, dogmáticas y portadoras de esa verdad que ha llevado a tantas personas al cadalso, por discrepantes. Se ha cantado la Internacional con lágrimas silenciosas.

Leopoldo era dulce y paciente.  Luchador contra el franquismo desde su militancia en el PCE, de cuya organización en la provincia de Sevilla fue uno de los artífices. Soporte de  la guerrilla, finalmente fue detenido y sometido a un Consejo de Guerra en 1949. Tenía entonces 22 años y fue condenado a tres años de cárcel, de los cuales, cumplió 29 meses en la cárcel de Ranilla, de Sevilla.

Durante todo el franquismo lo acompañó la espada de Damocles de sus antecedentes. Vigilado  por la Brigada Político Social, le hicieron la vida imposible, según sus propias palabras. Y no pudo trabajar por cuenta ajena al estar vetado como rojo peligroso.

Formó parte activa de la Asociación de Expresos Políticos y participó en la gestora que creó la Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia. Era nuestro socio número cuatro. Fue vocal de Comunicación y quería hacer una revista informativa periódica que, tras unos primeros bocetos, fue derivando en lo que luego se convertiría en la página Web de la Asociaciación. Era contundente en sus ideas y planteamientos, y en todas las asambleas y reuniones, defendía la necesidad de seguir luchando por la Verdad y la Memoria de los “nuestros”.

Como despedida y motivo de reflexión, sirvan sus palabras al ser entrevistado en la revista Casco Antiguo, de 22 de febrero de 2007, y contestar sobre qué se podía hacer en aquella época, en el franquismo:

 “Demostrarle al régimen franquista que no había vencido totalmente: hacer pintadas en los muros contra la dictadura, colgar banderas republicanas en los cables de alta tensión, hacer octavillas y repartirlas de forma discreta en los vestuarios de las fábricas”….

Descanse en paz, Leopoldo, querido compañero.

Concha Morón Hernández
3 de marzo de 2013. 

Tirados en la cuneta

Tirados en la cuneta
cunetas: cementerios clandestinos