lunes, 28 de noviembre de 2011

EN MEMORIA DE LAS VICTIMAS DEL FRANQUISMO CAZALLA DE LA SIERRA

       EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS

“No están ni muertos, ni vivos, están desaparecidos” Videla
“Mamá, si yo muero que mis hermanos no traicionen mis ideas”. “Los falangistas José C. y A. El Serrano vienen a por mí”. Juan de los Santos. Fusilado.
Recuerdo de mis lágrimas. María de los Santos
Cazalla de la Sierra
        En principio, quiero dar las gracias más sincera, a Carmelo Conde, alcalde del ayuntamiento de Cazalla de la Sierra y a su corporación municipal, que han apoyado las iniciativas de los familiares y de la Asociación para dignificar la memoria de las víctimas. Tengo que reconocer que el apoyo del ayuntamiento a la exhumación ha sido excepcional. A parte de la autorización y apoyo en material, siempre hemos encontrado en su alcalde y concejales una enorme comprensión por este trabajo. Algunos de los concejales actuales y de otras legislaturas, también son nieto de desaparecidos y fusilados por la dictadura, lo que ha dado la dimensión y compresión a los planteamientos del movimiento memorialista.

        Estas Jornadas son  las I que se organizan en Cazalla, con el objetivo de dar a conocer el resultado de la exhumación ya iniciada en la compleja fosa común del cementerio y dar a conocer públicamente la investigación de José Mª García Márquez y Antonio Jiménez sobre los hechos ocurridos en la Sierra Norte, uno (Victimario de Sevilla) y el otro, con una investigación local, dejando al descubierto  la  intensa crueldad transmitida a lo largo del tiempo de forma callada y silenciosa, por nuestros mayores y algunos historiadores, pocos, que han hecho de la investigación de los hechos ocurridos durante la Guerra Civil y el franquismo, el objetivo fundamental de sus vidas. Recordar al propio José Mª, José Luis Gutiérrez, Paco Espinosa, Fernando Romero, etc.

        Según dice el alcalde, en la presentación de las Jornadas, “la necesidad de conocer los hechos y reparar a las víctimas de la guerra civil y la larga dictadura franquista, nos concierne a las Instituciones democráticas empezando por los Ayuntamientos que están más cerca de los ciudadanos. Esta responsabilidad impulsa al Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra a poner los medios para investigar, difundir y reparar el daño y dignificar a las víctimas que sufrieron directa o indirectamente la terrible represión sufrida como consecuencia del golpe militar de 1936, que acabó con el gobierno legítimo de la II República Española y con cientos de personas y familias destruidas en nuestro municipio, donde hay constancia de 220 vecinos fusilados, la mayoría de ellos enterrados en la fosa común del cementerio municipal”.

        El movimiento memorialista aparece con más fuerza entre el 2000-2001, surge de la necesidad de nietos y biznietos, de recuperar la historia perdida y olvidada de sus abuelos. Todo había transcurrido en silencio, con miedo y con la dificultad añadida del dolor y del duelo patológico o interrumpido. No se podía ni llorar por sus muertos. Ese sentimiento había quedado encapsulado en el dolor de tantas familias que no pudieron enterrar a los suyos, que no tenían ningún sitio donde llevarles flores, que no sabían si un día volverían.

        La Asociación, que tengo el honor de presidir, ha  trabajado en estos años con los objetivos de sacar del olvido, las vidas de tantas gentes como fueron asesinadas, desaparecidas y fusiladas por el franquismo y la dictadura. Hemos intentado recordar a los nuestros, sacarlo de las fosas, volverlos a la vida, darles nombres de nuevo. En estos años, hemos realizado jornadas, hemos exhumado fosas, hemos protestado y presionado lo que hemos podido a los gobiernos para que asuman las POLITICAS DE MEMORIA como un problema de Estado, hemos denunciado en los tribunales territoriales y en la Audiencia Nacional, etc. En definitiva, hemos intentado que los “nuestros” y que su memoria aflore en una sociedad anestesiada.

        Después de la denuncia que presentamos en la Audiencia Nacional el 18 de julio de  2007, por crímenes de lesa humanidad y amparo judicial, y después de todo lo que ha pasado en este país con el Juez Garzón,  nos parecía fundamental abordar el tema de DDHH y Memoria, desde el análisis de la Jurisdicción Internacional y de los Tribunales de Derechos Humanos, a las que España se acoge desde un plano exclusivamente político, pero después no respeta y no pone en marcha sus resoluciones en defensa de las víctimas.

        Organizaciones Internacionales como  Amnistía Internacional, Human Right Watch, Comisión Internacional de Juristas, Grupo de Expertos de la ONU sobre desapariciones forzosas, AEDHI, etc.; han solicitado al Gobierno español que cumpla las recomendaciones de Naciones Unidas: derogar la Ley de Amnistía; que los tribunales nacionales no apliquen plazos de prescripción a las desapariciones forzadas y a los delitos de lesa humanidad;  que no se modificara el principio de Jurisdicción Universal, etc. Pero a raíz de las acciones políticas que vamos conociendo, no se ha adaptado ninguna decisión política en este sentido.

        Desgraciadamente no hemos cambiado tanto en este país, donde tienen todavía credibilidad, organizaciones como Falange Española, la famosa falange que sacaba y fusilaba al amanecer durante el franquismo; un sindicato ultraderechista como “Manos Limpias”; y donde  todavía hay tribunales con jueces que pertenecieron al TOP, o que aún son sociológica e ideológicamente  franquistas, si nos atenemos a sus actos, a sus manifestaciones y a su escritos.

        Me gustaría recordad a una mujer represaliada, que hace poco nos ha dejado, María de los Santos, almonteña represaliada por roja, que tomó aceite de ricino, la pelaron y la tuvieron en la cárcel de Almonte, con numerosas mujeres más, que murió en enero de 2010, y antes de morir, logró terminar unas memorias de lo que ocurrió en Almonte: RECUERDO DE MIS LÁGRIMAS. En estas páginas esta mujer va destilando de forma intensa y con mucho dolor, todo lo que le ocurrió a su hermano Juan y a su familia, además de al resto del pueblo. Ella se sentirá orgullosa que recordemos sus Memoria:

        Mi madre dijo: “No encender las luces. Esta noche han matado a seis hombres” Era la noche entre el 5 y el 6 de agosto... Mi hermano estaba en la cárcel. Serían las dos de la noche cuando llamó a la puerta. Mi hermano nos contó todo.

.../...

En mis cortos conocimientos, no podía creer lo que mi hermano estaba contando. ¿Cómo podían amarrar a los hombres y llevarlos a matar? ¿Eso no podía ser! Eso es que mi hermano lo habría interpretado mal porque venía muy nervioso. Eso era increíble. Cómo iban a matar a sus mismos vecinos así porque sí. Yo no me lo creía. Sí pensaba que los metían en las cárceles a los de izquierda porque había entrado el fascismo, pero lo demás no entraba en mi cabeza.

.../...

Sólo queríamos libertad y trabajo, que el trabajador fuera y sea respetado y pagado. Yo no sé bien expresarme porque he tenido muy poca escuela, para poder expresar mis sentimientos como yo quisiera”.

        Por esta y otras múltiples razones, entendemos que hoy más que nunca tiene sentido defender, difundir y pedir Justicia para las víctimas, que aún no hemos hecho como país democrático, y estoy seguro que el tsunami azul que nos invade, se llevará la Memoria. En estos días, muchos correos estamos recibiendo, en los que nos alertan de que la victoria aplastante del PP, anularan las políticas de Memoria incipiente. Ya en muchas CCAA, los gobiernos del PP están paralizando las políticas de memoria iniciada, han suspendido ayudas, subvenciones, han quitado identificadores de lugares de memoria, y se resisten además, a cumplir la Ley de Memoria en el tema de simbología franquista. Un ejemplo de ello, el alcalde de Elche (con los archivos de Miguel Hernández), el de Granada (con su obsesión enfermiza de quitar una placa en las tapias del cementerio) o el alcalde de La Palma del Condado, recién salido senador por Huelva, que impide que se exhume la fosa de más de 200 personas que están hoy en una plaza pública, construida y tapada por él.

        Muchos signos nos indican que la única memoria que la derecha está dispuesta a defender, como insisten machaconamente, durante estos últimos días, son la de los muertos de ETA, a los que tantos políticos de izquierda y derecha, dicen defender.  Este mensaje de defensa de las víctimas es válido también para las víctimas del franquismo. Nos resulta penoso escuchar  a la derecha defendiendo a sus víctimas y olvidándose con igual intensidad de “Nuestras Víctimas” del franquismo, para ellos y para un grupo importante de españoles, nuestras víctimas no existen, no merecen reconocimiento y si el OLVIDO. Son víctimas incómodas, que tiene la capacidad de recordarnos lo que hemos pasado y la responsabilidad de algunos que hoy están en el poder democrático.

        Hemos vívido un país demenciado, con un olvido impuesto y activo. A la población española se le obligó  al OLVIDO, se culpabilizó y persiguió la MEMORIA y el recuerdo, y en esta situación, la derecha se ha encontrado cómoda y tranquila. La Memoria Histórica ha inquietado a muchos, algunos se han sentido perseguido y culpables, por lo que han puesto la gran máquina de sus medios de comunicación, a sus voceros y tertulianos a desprestigiar cualquier iniciativa, por tibia que fuera. Han dicho autenticas lindezas, se han permitido el lujo de amenazar e insultar, para volver al Miedo y al Olvido.
        En gran parte han conseguido su objetivo: la Ley de Memoria, salió descafeinada e insuficiente; las medidas que han adoptado los gobiernos han sido tan poco consistentes, que ahora llegan ellos y con un decreto anulan años de trabajo y Memoria. Tenemos que prepararnos para recuperar la calle y demostrar la fuerza del movimiento memorialista. Es necesario la unidad del movimiento y que planteemos objetivos comunes. Algunos han trabajado activamente para impedir que el movimiento memorialista actúe de forma conjunta. Con la derecha en el poder tendremos que unir y consolidar el movimiento.
                Gracias
Sevilla a 25 de noviembre 2011
Rafael López Fernández
Presidente de AMHyJA

miércoles, 2 de noviembre de 2011

EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS

  En principio, quiero dar las gracias más sincera, al Rector de la UNIA, por la colaboración que nos ha prestado para la realización de estas Jornadas, no solo por prestarnos el magnífico local en el que estamos, sino por la disponibilidad a colaborar y a respaldar el programa que vamos a presentar. También a Juan Gallo, Comisario de la Memoria, por el apoyo económico que la Junta ha realizado a estas jornadas, sin la que hubiese sido muy complicado poder reunir en estos días a gente de talla internacional en DDHH y Memoria. Además, agradecer a la Diputación de Sevilla  su continua colaboración y apoyo a los temas que desde la Asociación le planteamos. Es importante y justo que nombre en este apartado de agradecimientos, a las Socias de la Memoria que hacen posible, en el día a día, que se hagan las cosas, que podamos gestionar esta actividad y muchas otras, en las que estamos trabajando: a Paqui, Concha M, Concha SG, Noelia, Rosa, etc.
            Estas Jornadas son ya las VII que organizamos, con un título específico y, desde nuestro punto de vista, necesario, para reivindicar uno de los objetivos fundamentales de nuestro movimiento: LA JUSTICIA. En las seis años anteriores hemos tratado, de llenar de contenido, temas que han sido activamente olvidados durante la dictadura y parte de la Democracia: la Represión, el papel de las mujeres en la Guerra Civil y el franquismo, el trabajo esclavo en Andalucía, las víctimas directas e indirectas del fascismo, etc.
            Después de la denuncia que presentamos en la Audiencia Nacional el 18 de julio de  2007, por crímenes de lesa humanidad y amparo judicial, y después de todo lo que ha pasado en este país con el Juez Garzón,  tema que abordaremos en su homenaje, nos parecía fundamental abordar el tema de DDHH y Memoria, desde el análisis de la Jurisdicción Internacional, y de los Tribunales de Derechos Humanos, a las que España se acoge desde un plano exclusivamente político, pero después no respeta y no pone en marcha sus resoluciones en defensa de las víctimas.
            Desde organizaciones Internacionales como  Amnistía Internacional, Human Right Watch, Comisión Internacional de Juristas, Grupo de Expertos de la ONU sobre desapariciones forzosas, AEDHI, etc.; han solicitado al Gobierno español que cumpla las recomendaciones de Naciones Unidas: derogar la Ley de Amnistía; que los tribunales nacionales no apliquen plazos de prescripción a las desapariciones forzadas y a los delitos de lesa humanidad;  que no se modificara el principio de Jurisdicción Universal, que Garzón aplicó con Pinochet y ayudó a promover  y que no sea inhabilitado y sancionado por el Tribunal supremo, ya que ha sido el único juez que se ha atrevido en España a encausar el franquismo y escuchar a las víctimas.
            Desgraciadamente no hemos cambiado tanto en este país, donde tienen todavía credibilidad, organizaciones como Falange Española, la famosa falange que sacaba y fusilaba al amanecer durante el franquismo; un sindicato ultraderechista como “Manos Limpias”; y donde  todavía hay tribunales con jueces que pertenecieron al TOP, o que son sociológica e ideológicamente  franquistas, si nos atenemos a sus actos, a sus manifestaciones y a su escritos.
            Entendemos que hoy más que nunca tiene sentido defender, difundir y pedir Justicia para las víctimas, que aún no hemos hecho y seguramente se frenará, como dicen montones de correos electrónicos que estamos recibiendo de compañeros en aquellos lugares donde ha llegado el PP al gobierno. Muchos signos nos indican que la única memoria que la derecha está dispuesta a defender, como no dejan de insistir machaconamente, durante estos últimos días con la declaración de alto el fuego de ETA,  son los muertos de ETA, a los que tantos políticos de izquierda y derecha, dicen defender.  Este mensaje de defensa de las víctimas es válido también para las víctimas del franquismo. Nos resulta penoso escuchar  a la derecha defendiendo a sus víctimas y olvidándose con igual intensidad de “Nuestras Víctimas” del franquismo, para ellos y para un grupo importante de españoles, nuestras víctimas no existen, no merecen reconocimiento y si el OLVIDO.
            Hemos vívido un país alzhemico, con un olvido impuesto y activo. A la población española se le obligó  al OLVIDO, se culpabilizó y persiguió la MEMORIA, y en esta situación la derecha se ha encontrado cómoda y tranquila. La Memoria Histórica ha inquietado a muchos, algunos se han sentido perseguido y culpables, han puesto la gran máquina de sus medios de comunicación, a sus voceros y tertulianos a desprestigiar cualquier iniciativa, por tibia que fuera. Han dicho autenticas lindezas, se han permitido el lujo de amenazar e insultar, para volver al Miedo y al Olvido.
            En gran parte han conseguido su objetivo: la Ley de Memoria, salió descafeinada e insuficiente; las medidas que han adoptado los gobiernos han sido tan poco consistentes, que ahora llegan ellos y con un decreto anulan años de trabajo y Memoria. Tenemos que prepararnos para recuperar la calle y demostrar la fuerza del movimiento memorialista. Es necesario la unidad del movimiento y que planteemos objetivos comunes. Algunos han trabajado activamente para impedir que el movimiento memorialista actúe de forma conjunta. Con la derecha en el poder tendremos que unir y consolidar el movimiento.
            Para terminar, agradecer a ponentes tan prestigiosos,  que estén aquí con nosotros y nos ayuden a entender y difundir mejor el objetivo de DDHH y Memoria. Hemos intentado tratar aquellos temas, y contar con los mejores ponentes, en: DDHH y franquismo, con una visión actualizada, valiente y sin pelos en la lengua, como nos tiene acostumbrado Carlos Villarejo,  que aunque también le han intentado meter mano sus compañeros los jueces, hasta ahora no han podido. El segundo día: Crímenes franquistas y la justicia española, vamos a contar con Juan Romero de JPD, Jaume Asens y Luis Ocaña, abogados del colectivo de Víctimas, que nos darán una visión actualizada y crítica de la NO acción de la Justicia Española y la utilización de la lentitud de la Justicia, como elemento de Olvido, y el tercer día, destacar la mesa de DD Internacional y desapariciones forzodas, en las que Hernando Valencia (AEDHI), Gulia Tamayo (AI) y Margalida Capella profesora de Derecho Internacional,  nos ilustraran sobre la falta de actuación del Gobierno español en el tema de desapariciones forzadas y otros aspectos del Derecho Internacional, y acabaremos con un homenaje a Garzón, criticado por algunos,  aunque es por su compromiso con la causa de las víctimas del franquismo, al que le queremos agradecer su trabajo y de haber sido el único juez que se ha atrevido contra el OLVIDO y contra los franquistas.
            Antes de acabar quiero recordar a un hombre ha dedicado su vida a la investigación y publicación de la Memoria y nos ha ayudado a muchos a adentrarnos en estos temas. Ahora está ingresado recuperándose de una intervención, ¡que te mejores rápido! PACO ESPINOSA MAESTRE.  Tenemos trabajos pendientes, que necesitan tu visto bueno y tu estímulo.
Gracias
Sevilla a 26 de octubre 2011
Rafael López Fernández
Presidente de AMHyJA







Tirados en la cuneta

Tirados en la cuneta
cunetas: cementerios clandestinos